Malaria y Cambio Climático

imagen

Imagen: BBC Mundo

Diferentes estudios muestran una relación directa entre las consecuencias del calentamiento global y   el resurgimiento de la malaria en las regiones altas de África del Este.

La malaria en África o el  dengue en Argentina, integran una lista de enfermedades epidémicas que llegan de la mano del cambio climático y que poco a poco van ganando territorio.

Lo mismo ocurre con otras enfermedades transmitidas por animales como: peste bubónica, fiebre amarilla, chagas, gripe aviar, babesiosis, cólera, enfermedad de Lyme, ébola,  leishmaniasis… algunos nombres son familiares, otros no tanto, pero todos se asocian a patologías que se propagan con la modificación global del ambiente.

Como siempre, esta tendencia es multifactorial y  se asocia con factores como: aumento de las temperaturas y precipitaciones, migración de poblaciones, la alta resistencia a los medicamentos antimaláricos , uso de pesticidas y los cambios en la utilización  de la tierra en las actividades agrarias.

Prescisamente los aspectos que tratamos en el tema Plagas del Siglo XXI.

Esta entrada fue publicada en Cambio Climático, Vivir más, vivir mejor y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario